El comercio exterior como eje estratégico en la recuperación

El comercio exterior como eje estratégico en la recuperación

Pese a la pandemia, los datos de comercio muestran la fortaleza que supone el T-MEC para la economía mexicana. Una fortaleza en la que debería centrarse la recuperación de la economía azteca.

En un escenario como el actual, la pregunta que se hacen todos los mexicanos pasa por saber el impacto que tendrá la pandemia en el país, así como el deterioro que presentará el país cuando la tormenta vírica se disipe.

Pues, como sabemos, la situación, incluso antes de la pandemia, ya era muy complicada.

En este escenario, debemos recordar que la economía mexicana venía de cosechar un estancamiento a cierre de año, que culminaba con otra contracción que sumía al país en una recesión técnica de manual.

Esto, teniendo en cuenta una gestión de AMLO que quedó muy en entredicho, complicaba un escenario en el que la incertidumbre sobre el futuro de México era la única certidumbre.

Por este motivo, el país, en aras de favorecer la reactivación de la economía, ha comenzado a sopesar las vías por las que la economía mexicana podría comenzar a recuperar el dinamismo perdido.

La atracción de capitales, la inversión en infraestructuras, la reforma fiscal y el aumento del ingreso fiscal en el país, son algunas de las variables que, reforzándolas, estudia el país para, tras la crisis, salir más fortalecidos.

Sin embargo, la contracción prevista por el momento, teniendo en cuenta que hablamos de una contracción sin precedentes, se sitúa en torno al 10%. Para hacernos una idea, junto a la contracción de la economía española, una de las mayores contracciones que experimentará la economía al cierre del presente año.

Sin embargo, entre las vías que sí cabría destacar, las vías que sí están reforzando la economía mexicana y pueden recuperarla tras la pandemia, el comercio exterior ocupa un lugar destacado entre estas.

Y es que, como decíamos en artículos pasados sobre la importancia del comercio, el comercio exterior para México podría ser una de las soluciones a los problemas que planteaba la pandemia al inicio del año.

En un momento en el que, como decíamos, la economía mexicana venía de cosechar un severo estancamiento al cierre del año pasado, la llegada de acuerdos como el que se logró con Estados Unidos y Canadá, en la renovación del antiguo TLCAN, ahora T-MEC, suponía una inyección de adrenalina para una economía que, previamente, no tenía nada que celebrar.

Y es que, dicho acuerdo, teniendo en cuenta lo que suponía para el país y su ciudadanía, se convirtió en la baza principal con la que contaría, y contaba, México para combatir la pandemia; máxime, teniendo en cuenta que, como veremos ahora, hablamos de uno de los principales motores económicos con los que, junto al sector turístico, cuenta el país.

El comercio exterior para México representa, ni más ni menos, que el 80% de su producto interno bruto (PIB). A fecha de 2019, únicamente las exportaciones soportaban el 40% del PIB mexicano, por lo que podemos hacernos una idea del gran potencial que representa dicho sector para el crecimiento económico del país.

Pues, cuando uno se para a observar el comportamiento de México en los mercados internacionales, así como la evolución que muestra la presencia del país azteca en dichos mercados, se puede observar como el sector no ha dejado de ganar peso en la economía.

En este sentido, pasando de un 17%, que era el peso que representaba dicho sector en la economía mexicana en 1970, al peso que, con un 80%, representa el sector hoy.

Así, con la entrada en vigor del TLCAN en 1994, el comercio entre México y sus dos socios comerciales de América del Norte creció́ de manera considerable.

Desde ese año hasta el cierre del 2018, el volumen de comercialización entre México y EUA pasó de 82 mil millones de dólares a 612 mil mdd, un aumento del 651%, mientras que los intercambios entre México y Canadá́ se incrementaron 808% en el mismo periodo de tiempo, desde una base mucho más baja (2.7 mmdd).

Y es que, con los datos en la mano, el TLCAN fue, y es, el principal motor de las exportaciones mexicanas. Unas exportaciones que, desglosadas por destino y centrándonos en las enviadas a los Estados Unidos, soportan el 31,2% del PIB en el país.

Esto, teniendo en cuenta que hablábamos de un peso de las exportaciones en el PIB del 39%, refleja el peso de los Estados Unidos en las relaciones con México.

En esta línea, lo que comentábamos en el paso artículo reflejaba la importancia del comercio exterior para México, así como el papel de Estados Unidos como principal comprador.

Sin embargo, la guerra comercial que se abría entre China y Estados Unidos dejaba un lugar libre a México para que Estados Unidos encontrase en este su principal socio comercial. Un suceso que se dio, y trajo consigo un incremento en el tráfico con Estados Unidos muy sustancial.

Un crecimiento que, dicho sea de paso, no se ha visto lastrado notablemente ni en momentos de pandemia, debiendo destacar que, gracias al acuerdo y esa posición estratégica de México que tanto destacábamos, las exportaciones entre enero y agosto del presente año se ubicaron en 202 mil 950 millones de dólares, lo que representó una caída de 15.7 por ciento en comparación del mismo periodo del año anterior.

Una caída mucho más leve que la que se produjo en 2008, cuando se redujeron en 26.7 por ciento en la tasa anual.

En definitiva, tal y como avisamos en su día, el comercio exterior es una vía de crecimiento para, y en la que debe apoyarse, la economía mexicana. Los datos hablan por sí solos, demostrando que, pese a la pandemia, el país ha seguido líder como principal socio comercial de la primera potencia económica del mundo.

Y es que, en lugar de centrarse continuamente en los aspectos negativos que representa el acuerdo alcanzado con el vigente mandatario norteamericano, así como otras vías que no están surtiendo el efecto deseado, el país azteca, así como sus mandatarios, deben enfocar la recuperación en un comercio que, a la luz de los datos, ha dejado en el país un superávit histórico de 68 mil 420 millones de dólares.

Fuente:

Forbes-https://www.forbes.com.mx/red-forbes-el-comercio-exterior-como-eje-estrategico-en-la-recuperacion/

No Comments

Post A Comment

Share via
Copy link
Powered by Social Snap